El presidente de la Federación Venezolana de Maestros, Orlando Alzuru, informó que para el 15 de enero cuando se celebra el Día del Maestro y se conmemora el 89 aniversario de la fundación de la Federación Venezolana del Maestro, lo han declarado “Día de Protesta Nacional” y van a emplazar al Ministerio de Educación a que fije la fecha para instalar la Comisión que evaluará todas las violaciones a la convención colectiva vigente.

Alzuru denunció que las nueves federaciones firmantes de la convención colectiva duraron año y medio conversando y reunidos con el ministro de Educación, Aristóbulo Istúriz, para encontrar soluciones al problema, pero ninguno de los acuerdos se cumplió.

El representante del gremio afirmó que ahora los reclamos se han realizado por la vía legal y oficial, a través del Ministerio del Trabajo, más allá de la diplomática o de acuerdos.

Advierte que no están pídiendo aumentos, “porque ninguno que les den resuelve el problema, porque a un educador no le alcanza ni para pagar pasaje para ir al centro de trabajo, pero las autoridades les piden que vayan dos días al centro educativo, cuando ganan entre 1 y 3 dólares mensuales”.

Por su parte, la coordinadora nacional de la Coalición de Trabajadores Públicos por el sector Educación, Griselda Sánchez indicó que en Caracas la concentración se tiene prevista a partir de las 9:00 de la mañana y posteriormente introducirán ante el TSJ un documento para exigir la reivindicación de los derechos humanos de estudiantes, maestros, personal administrativo y obrero, que carecen de recursos para incluso trasladarse a sus puestos de trabajo.

Informó que en el marco del Día del Maestro en más de 15 estados del país se movilizarán los docentes y maestros para exigir mejores condiciones de vida y la libertad sindical.

Reseñó que alzarán su voz nuevamente para que se lleve a cabo la liberación del docente y exigir un plan de emergencia para la recuperación del sector.

En Lara el secretario general del Colegio de Profesores de Venezuela Frank Andrade, hizo hincapié en que el Estado venezolano ha descuidado el servicio de salud y la respuesta de los docentes es no impartir clases presenciales por el riesgo que corren sus vidas por contagio de la pandemia china, la ausencia de un salario digno y suficiente como lo ordena la Constitución y la eliminación de todos los derechos que se habían alcanzado durante años de lucha gremial.

Proclamó Andrade que no hay nada que celebrar, ni se va a obtener respuesta de quienes cercenaron sueldos, los seguros de la salud y los derechos que nos correspondían, lo que está planteado es ir a la huelga general.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí