La inflación en Venezuela en septiembre se ubicó en 27,9%, de acuerdo con los datos divulgados por el Banco Central. El índice acumulado en lo que va de año es de 491,9%.

La data del ente emisor señala que los rubros más inflacionarios fueron: comunicaciones, que en junio se ubicó en 12% y en julio en 92%; servicios de educación pasaron de 4% en junio a 43% en julio; esparcimiento y cultura aumentó 33% en junio y 37*k% en julio.

El país enfrenta una prolongada recesión económica con hiperinflación, colapso de los servicios básicos y un débil sistema de salud, en momentos en que aumentan los casos de coronavirus que ya superan los 79.000.

En agosto, los precios tuvieron una variación de 24,7%, según las cifras oficiales que se divulgan con retrasos. El último dato de inflación informado por el emisor fue el de julio.

La inflación acumulada en nueve meses fue de 844,1 %, según los datos oficiales.

En febrero y marzo, el Gobierno logró que los precios bajaran luego de una parcial apertura económica que contempló la flexibilización de los controles al sector privado. Durante gran parte de la cuarentena para afrontar el Covid-19, los precios se han mantenido en alza, con la excepción de julio, cuando hubo una desaceleración y la tasa fue 19,6%.

Venezuela transita por un proceso hiperinflacionario desde octubre de 2016, cuando el Índice de Precios al Consumidor (IPC) se incrementó sobre 50% mensual. Para desmontarlo el (IPC) debe bajar de 50% inserto en un plan de estabilización macroeconómico.