El primer cara a cara es hoy entre los dos aspirantes a la Vicepresidencia de EE.UU. durante una pandemia con la participación de la primera mujer afroamericana y con el diagnóstico del presidente Donald Trump, podría hacer que el debate del miércoles entre Mike Pence y Kamala Harris sea aun más excepcional, con medidas como barreras separatorias de plexiglás.

La Comisión de Debates Presidenciales, un órgano no partidista encargado de la organización, anunció que tanto el vicepresidente repúblicano como la senadora demócrata por California estaban de acuerdo en estar separados por plexiglás para evitar contagios durante el debate del miércoles y requerir que todos en la audiencia usen tapabocas.

Susan Page, jefa de la oficina de Washington de USA Today, moderará el debate, que se realizará en la Universidad de Utah en Salt Lake City.

La idea de usar barreras físicas y otros cambios vienen después de que Trump, la primera dama, Melania Trump, y varias personas del entorno del presidente, como la portavoz de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, y el director de su campaña, Bill Stepien, dieran positivo en las pruebas de Covid-19 días después del debate en Cleveland.

El encuentro esta programado para que inicie a las 8 de la noche (9 pm hora EST) y tendrá una duración de 90 minutos.