«Don’t Worry, Be Happy» es el título y la letra principal de una canción del compositor estadounidense Bobby McFerrin.

Fue la primera canción a capella en llegar al número uno en la lista de los Billboard Hot 100 en los Estados Unidos.

El título de la canción es tomado de una famosa frase de Meher Baba, un un gurú (maestro espiritual) indio quien a menudo utilizaba la expresión «Don’t worry, be happy» («No te preocupes, sé feliz») mientras guiaba a sus seguidores en el oeste.

En los años 1960, esta expresión de Baba fue impresa en tarjetas inspiracionales, e incluso en los afiches fosforescentes de aquella época. En 1988, Bobby McFerrin notó un afiche parecido en el apartamento de la banda Tuck & Patti de San Francisco; inspirado por el encanto y la simplicidad de la frase McFerrin escribió la ahora famosa canción «Don’t Worry, Be Happy».

La canción fue grabada sin el uso de instrumentos musicales, utilizando únicamente una superposición de voces del propio McFerrin.