Este postre llegó a América de la mano de los españoles quienes a su vez lo heredaron de la cultura árabe. Se adaptaron y mejoraron según las características de cada país y fue justamente en este continente donde tomaron más fama, siendo los más destacados los peruanos y los argentinos.

Ingredientes:

  • 300 grs de harina de trigo
  • 200 grs de almidón de maíz
  • 150 grs de azúcar glass (o impalpable)
  • 200 grs de mantequilla o margarina
  • 3 yemas de huevo
  • 1 cucharada de ralladura de limón
  • 1 cucharada de vainilla

Relleno:

  • Arequipe, manjar blanco, choco arequipe, coco rallado

Preparación:

1. Se coloca en la batidora o en un tazón todos los ingredientes secos y se mezclan con la mantequilla en forma de arenado. No amasar. Cuando la mezcla esté como queso rallado se agregan las yemas, la vainilla y la ralladura de limón.

2. Solo se mezcla hasta integrar para luego formar una bola que se coloca en una bolsa y se lleva a la nevera por un tiempo mínimo de una hora antes de trabajar. También se puede estirar la masa en un plástico y guardar en la nevera por dos días o en el congelador por dos meses.

3. Después de reposada la masa se coloca en la mesa y se cortan, así congelados, círculos de 4 centímetros aproximadamente, o del tamaño que se desee, se colocan en una bandeja y se regresan a la nevera.

4. Se prende el horno a 180°C y cuando esté bien caliente, en unos 30 minutos, se coloca la bandeja fría directamente de la nevera al horno por aproximadamente 15 minutos.

5. No deben dejarse dorar, se sacan blancos, o cuando apenas empiecen a dorar. Se dejan enfriar. Luego se rellenan con el arequipe, se espolvorean con el azúcar glass y si se desea se les coloca coco rallado por los bordes.

Vía: Estampas