¿Tienes antojo de pizza pero no quieres pasar horas haciendo la masa? Sigue esta receta que en lugar de utilizar levadura y necesitar horas de espera, se prepara con polvo para hornear.

Ingredientes:

  • 2 ½ tazas de harina todo uso
  • 3 cucharaditas de polvo para hornear
  • 1 cucharadita de sal
  • 3/4 taza de agua, aproximadamente
  • 1 cucharada de aceite de oliva

Instrucciones:

  • Precalienta el horno a 200 ° C (400 ° F).
  • En un recipiente, mezcla la harina, el polvo de hornear y la sal. Bate hasta que esté bien combinado y reserva.
  • Combina el agua (que debe estar a temperatura ambiente) y el aceite en una taza por separado.
  • Agrega lentamente la mezcla de agua y aceite a la de harina, reteniendo un poco en caso de que no la necesite toda.
  • Con una cuchara de madera o con las manos, mezcla hasta que la masa esté suave, pero no pegajosa. Agrega un chorrito de agua si tu masa está demasiado seca.
  • Enharina ligeramente el área de trabajo y toma tu rodillo. Si harás una pizza grande, haz con tus manos un círculo de masa y forma tu disco; si harás dos pequeñas divide la masa y luego forma tus discos.
  • Transfiere la base de pizza a una bandeja para hornear grande. Coloca la salsa para pizza de tu elección. Cubre generosamente con una capa de queso y todos los toppins que deseas agregar.

Hornea la pizza por 15 minutos o hasta que esté dorada y ¡listo!

Vía: Diario Panorama