El papa Francisco advirtió este jueves de la «catástrofe educativa» que ha generado la pandemia del coronavirus, con cerca 10 millones de niños en todo el mundo que no podrán volver a los colegios, y relanzó un llamamiento para un pacto global educativo que «escuche a las nuevas generaciones».

El papa envió un vídeo a la reunión que se está celebrando en estos días para producir un Pacto Global de la Educación promovido para el Vaticano.

Comenzó su discurso haciendo notar que debido a la pandemia «muchos niños y adolescentes se han quedado atrás en el proceso natural de desarrollo pedagógico».

El papa se hizo eco de la expresión utilizada por algunos organismos internacionales que hablan de «catástrofe educativa» y señaló que «aproximadamente diez millones de niños podrían verse obligados a abandonar la escuela a causa de la crisis económica generada por el coronavirus, aumentando una brecha educativa ya alarmante, con más de 250 millones de niños en edad escolar excluidos de cualquier actividad educativa».

Vía: Unión Radio