El secretario regional de AD seccional Lara, Roberto Sánchez rechazó contundentemente los actos ocurridos ante las sedes del partido blanco. Catalogó los actos presentados en Caracas como un “hecho cobarde” debido a la llegada de presuntos grupos armados con la camisa de AD.

El secretario indicó al gobierno nacional como el principal responsable de las incursiones arbitrarias hacia ambas sede. “El gobierno nacional tomó nuestras sedes en Caracas de forma arbitraria y pretende tomar las sedes regionales. Nuestra tarjeta de AD fue secuestrada y vamos a defenderla de los alacranes, no vamos a dejar de hacer política”, exclamó Sánchez.

Enfatizó sobre los militantes del partido que quieran abandonar la línea de las secretarías “aquí las puertas de AD están abiertas, el que se quiera ir se puede ir y el que quiera volver será recibido, porque nuestra política es inclusiva, sin embargo, a todos los que incumplan los lineamientos del partido serán sometidos a un comité disciplinario para evaluar su expulsión”.

Por su parte, la exrectora del Consejo Nacional Electoral y militante de AD, Sobella Mejías señaló que las acciones contra AD es un golpe a la democracia y al derecho al voto, “nuestra tarjeta fue hackeada y quieren utilizarla para engañar al pueblo. La comunidad electoral nacional e internacional  está consciente de que estas elecciones no tienen garantía de nada”.

Añadió que el aumento de diputados al parlamento es ilegal e inconstitucional, “están violentando el artículo 186 de la Constitución», no pueden eliminar los parlamentarios de las comunidades indígenas ni aumentar abruptamente la cantidad de diputados.

Mejías destacó que AD volverá a participar en elecciones «cuando las garantías electorales por parte del CNE sean transparentes. Queremos elecciones garantizadas por un poder electoral confiable. Nuestra militancia no se presta para hacer lo que quiere el gobierno”.