La Fundación Rafa Nadal cumple una década de trayectoria, 10 años desde que empezó la actividad en sus primeros proyectos, en India y España. Desde entonces, la Fundación del tenista balear ha evolucionado hasta convertirse en un referente en el uso del deporte como vehículo para el desarrollo personal y social, llevando los valores y los aprendizajes inherentes a la práctica deportiva a entornos desfavorecidos y colectivos en riesgo de exclusión social.

“Centrar nuestra ayuda a niños, niñas y jóvenes que viven en entornos vulnerables fue la mejor decisión que podríamos haber tomado”, afirma Rafael Nadal. “Creo que es importante que aprendan a trabajar para dar lo mejor de ellos mismos, a esforzarse día a día… y hacerlo disfrutando. Porque así es como entiendo la vida, tanto dentro como fuera de las pistas”, añade.

Con el deporte como eje, actualmente la Fundación trabaja en tres ámbitos: integración social de menores vulnerables, atención a jóvenes con discapacidad intelectual, y promoción del talento deportivo y académico. En total, está presente en 23 centros en España, y cuenta con una escuela en la India. El objetivo en todos los casos es incidir en el desarrollo personal y social de los menores y jóvenes atendidos, creando igualdad de oportunidades para todos ellos, independientemente de sus condiciones personales, sociales o económicas.

Vía: Marca

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí