El presidente de Un Nuevo Tiempo en Lara Lorenzo Monasterios denuncia que la represa Dos Cerritos, ubicada en el municipio Morán de la entidad, presenta «en la actualidad un descuido y desatención considerable lo que preocupa debido que el 70 por ciento de los habitantes podrían quedarse sin este importante recurso y los encargados de velar por el funcionamiento óptimo de la represa se hacen de la vista gorda». 

Acota Monasterios que «la vida útil del embalse cada vez es menor y no existe otra fuente de agua de consumo humano para abastecer a Barquisimeto, El Tocuyo, Quibor y parte del municipio Torres». 

Reseña que «la cantidad de sedimento es alarmante y no se está realizando hasta la fecha ningún tipo de mantenimiento, además el nivel de la represa es bastante bajo y las instalaciones que en algún momento eran ejemplo de progreso en cuanto a infraestructura en Venezuela están totalmente desbalijadas».

“Aquí vemos el descuido, no existe vigilancia ni supervisión, muchos elementos del embalse fueron robados. Esta represa tenía sus puntos de seguridad y hasta era utilizada para actividades turísticas y recreacionales donde cualquier venezolano la podía visitar. Este gran descuido del gobierno está cercano a dejar sin agua a Barquisimeto, Quibor y El Tocuyo”, añadió.

Otros factores negativos para este embalse son los largos periodos de sequía que se vienen registrando desde hace algunos en el país, lo que baja sus niveles de agua que en condiciones normales deberían ser de 120 millones de metros cúbicos.  También la crisis económica no permite el reemplazo de cualquier equipo de bombeo, por lo que la cantidad de litros por segundo que son enviados a las zonas más pobladas del estado es cada vez menor.