El Año Nuevo es una temporada que favorece la reflexión sobre las acciones, experiencias y necesidades de cada persona, así como un tiempo para compartir lo mejor con los demás, y una manera de lograr ambas cosas es practicar las diferentes técnicas de meditación por sus beneficios.

De manera general, se considera que el principal beneficio de meditar, se concentra en el bienestar que genera en las personas, según investigadores de la Universidad de California (UCSF), debido al efecto que tiene en la liberación de neurotransmisores en el cerebro y sobre las células del cuerpo.

1. Protege de enfermedades

Un estudio de la Universidad de Wisconsin-Madison, explica que las personas que practican meditación, están más protegidos contra las enfermedades respiratorias como la gripe, hasta en 50% menor la probabilidad de padecerlas.

2. Regula temperatura

Ante la temporada de frío, el cuerpo requiere elevar su temperatura, la cual es regulada por el cerebro. De acuerdo con investigadores de la Universidad de Singapur, practicar una técnica de meditación llamada g-tummo ayuda a controlar la temperatura central corporal.

3. Combate depresión

Debido a la reducción de luz y calor durante el invierno, las personas son más susceptibles a la depresión; sin embargo, la meditación ayuda a prevenirla debido a que permite a las personas centrarse en sus experiencias presentes, en vez de las pasadas, factor que genera esta enfermedad.

4. Mejora relaciones sociales

Según un estudio publicado en el Journal of Applied School Psychology, la técnica de meditación plena ayuda a reducir el estrés que detonan ciertas actividades sociales, así como el miedo y la ansiedad cuando una persona debe desenvolverse en público.

5. Hábitos positivos

Meditar durante ocho semanas produce cambios cerebrales que ayudan a desarrollar hábitos positivos en las personas y eliminar lo negativos, gracias a que el estado de reflexión que genera permite afrontar mejor las situaciones adversas.

Vía: El Informador