El fiscal, Tarek William Saab, informó que la reunión que sostuvo la semana pasada con su homóloga de la Corte Penal Internacional (CPI), Fatou Bensouda, y el defensor del Pueblo, Alfredo Ruíz, abordó dos temas específicos el país: las sanciones de Estados Unidos y las gestiones realizadas en materia de derechos humanos por el gobierno.

«Debemos aclarar que la Fiscalía de la CPI está analizando dos cuestiones sobre Venezuela. La llamada Venezuela I: Referida a presuntos delitos cometidos desde al menos abril de 2017, en el contexto de manifestaciones y disturbios políticos relacionados. El estudio de este asunto inició en febrero de 2018 (…) Y la denominada Venezuela II, relativa a presuntos crímenes de lesa humanidad cometidos como consecuencia de la aplicación de medidas coercitivas ilícitas adoptadas unilateralmente por el gobierno de los EEUU contra Venezuela, al menos desde el año 2014”.

William Saab resaltó que ambos casos expuestos ante la fiscal de la CPI, permanecen en examen preliminar con miras a tomar una decisión por la corte.

«Sobre si se abre una investigación o no. Es decir, todavía no se ha iniciado una investigación al respecto. Es decir que no se ha iniciado una investigación, pese a los esfuerzos de medios para transmitir noticias falsas», expresó.