Este lunes, el ex presidente y líder indígena Evo Morales cruzó el paso fronterizo internacional La Quiaca-Villazón, acompañado del lado de Argentina por el presidente de esa nación, Alberto Fernández, y por Álvaro García Linera, quien fuera vicepresidente de Bolivia durante la gestión de Morales, además de una multitudinaria concentración de pueblo.

Morales recorrerá más de 1.100 kilómetros por tierra  con una Gran Caravana Popular y atravesará tres departamentos (Potosí, Oruro y Cochabamba), hasta llegar al aeropuerto de Chimoré el próximo miércoles 11 de noviembre. 

El exmandatario retorna a Bolivia después de que en noviembre de 2019 saliera al exilio tras el golpe de Estado propinado en su contra. Primero estuvo en México y un mes después se trasladó a Argentina.