El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, afirmó que el «pueblo ha hablado, nos han dado una victoria clara y convincente» en las elecciones celebradas el pasado martes y cuyo resultado se definió este sábado.

Biden destacó que hoy se ha podido apreciar un clima de esperanza y fe renovada en su país.

Fue un Biden enérgico, extasiado, pero con un discurso centrado en unir a un país partido por la mitad. «A los votantes de Trump: entiendo vuestra decepción, yo he perdido un par de veces. Pero ahora démonos una oportunidad. Es el tiempo de dejar de lado la rabia y la retórica dura, de dejar de tratar a los oponentes como enemigos, somos todos estadounidenses», dijo a los seguidores de su rival. «Este es el momento de sanar América».

«Me comprometo ser un presidente que no busque dividir, sino unificar», dijo luego de ganar la contienda electoral al presidente, Donald Trump.

En su discurso de victoria en Wilmington (Delaware) opinó que Estados Unidos tiene una «oportunidad de derrotar la desesperanza», y pidió a los ciudadanos que se unan a él para conseguirlo y «decidir» que quieren cooperar en vez de pelear.

Biden se comprometió a «cooperar» con sus rivales políticos, como aseguró que exigen los estadounidenses, y apostó por combatir la polarización: «La era de la demonización empieza su fin aquí y ahora» .

Biden dijo que se presentó en estas elecciones para «luchar por el alma de América, restaurar la espina dorsal de este país, la clase media, y recuperar el respeto en el extranjero».

Prometió trabajar para ganarse la confianza de todos,  incluso de los que no le votaron. 

Aseguró que durante su administración buscará que «Estados Unidos sea respetado en el mundo».

Definió a Estados Unidos como el país de las posibilidades, «siempre estamos viendo hacia adelante, un país más libre y más justo, un país que nunca se rinde».

Adelantó que el lunes nombrará un equipo de expertos que se encargarán de la situación generada por la pandemia.

Celebraciones en Filadelfia, Atlanta, Los Ángeles, Detroit, Miami, en las ciudades. Los pueblos industriales de Ohio, las comunidades rurales de Oklahoma, los retiros para jubilados en Florida son otra historia.