Luigi Pisella, director de Conindustria, advirtió este lunes que al menos 40% de las industrias están en riesgo de desaparecer debido a la falta de continuidad de las  operaciones y la ausencia de políticas económicas efectivas que contribuyan a impulsar las industrias en el contexto de la pandemia de covid-19.

Indicó que, a excepción de los sectores alimentación, salud e higiene, las industrias trabajan a 30% de su capacidad instalada.

“Si no tomamos unas medidas que engloben a todos y no hay un giro de 180 grados en estas medidas económicas que existen, y que para nada han conducido al país a un beneficio, no vamos a salir adelante”, declaró.

Precisó que los industriales se han visto obligados a cambiar su materia prima para costear los gastos internos de las empresas, como el pago de impuestos y el salario de los trabajadores.

“Es decir, las empresas se están descapitalizando”, aseguró.

Pisella se refirió al tema de los impuestos, el cual ha sido una de las mayores preocupaciones de los industriales en el transcurso de la pandemia debido a que no se suspendieron los pagos como se hizo en otros países.

“No vemos que haya una intención de sentarnos a ver qué es lo que pasa con los impuestos. El impuesto de los grandes patrimonios, por dar un ejemplo, ¿cómo es posible que tengamos que pagar por unos activos que están detenidos, que no están produciendo o que están produciendo a un nivel muy bajo? Son definitivamente impuestos injustos que no son dirigidos a la producción”, cuestionó.