Decenas de millones de estadounidense votarán este martes para elegir entre el presidente Trump y el candidato demócrata Biden en unas elecciones que marcan la división y la crispación en el país, arrasado por la pandemia y la crisis económica.

El país se prepara además para unos comicios marcados por la incertidumbre, ya que el alto porcentaje de votos emitidos por correo por la pandemia del covid-19 hacen difícil que el resultado se sepa en la misma noche del martes, y el presidente ya adelantó que sus abogados están listos para un litigio.

Los primeros colegios electorales de EE.UU. abrieron este martes a las 6.00 hora local (11.00 GMT) para dar comienzo a una jornada histórica en la que el país decide entre el actual presidente y candidato republicano, Donald Trump, o su rival, el demócrata Joe Biden. Más de 150 millones de votantes están llamados a las urnas en esta jornada.

Ocho de los 50 estados de EE.UU. (Connecticut, Indiana, Kentucky, Maine, Nuevo Hampshire, Nuevo Jersey, Nueva York y Virginia) comenzaron a votar a las 6.00 hora local, mientras que algunos electores pudieron depositar su papeleta una hora antes en Vermont, donde los centros electorales abren entre las 5.00 hora local (10.00 GMT) y las 10.00 (15.00 GMT).

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y su rival demócrata, Joe Biden, han obtenido sendas victorias en los dos primeros pueblos en desvelar resultados de las elecciones presidenciales: Dixville Notch y Millsfield, dos pequeñas localidades de New Hampshire situadas cerca de la frontera con Canadá.

Las urnas se abren en ambas localidades a medianoche, en una tradición a la que habitualmente se sumaba Hart, que en esta ocasión sin embargo ha optado por autorizar el voto durante todo el día para evitar que sus 48 potenciales votantes se aglomerasen y evitar así contagios de coronavirus.

En el caso de Dixville Notch, la victoria ha caído del lado de Biden, que ha logrado cinco sufragios, el total de los votos válidos. Repite así la victoria que obtuvo hace cuatro años la exsecretaria de Estado Hillary Clinton, que también se impuso en este pueblo.

Trump, por su parte, se ha llevado el triunfo en Millsfield, con 16 votos a su favor frente a los cinco logrados por el exvicepresidente, según la cadena de televisión CNN.

En New Hampshire están en juego cuatro votos para el Colegio Electoral que a la postre elegirá al presidente de Estados Unidos. El estado ha sido desde 1992 un bastión del Partido Demócrata, con la única excepción del año 2000, cuando se impuso George H.W. Bush.