El cebollín, también conocido como cebollino o ciboulette, de nombre científico Alliun choenoprasum, es una hierba perteneciente a la familia de las aliáceas.

Este alimento está relacionado con la salud ósea y los ciclos del sueño. Diversas investigaciones han vinculado algunas sustancias que contiene el cebollín con la mejora del descanso y con la salud de los huesos.

Estos estudios también han demostrado que comerlo regularmente produce efectos anticancerígenos.

El cebollín es rico en vitamina K, C, y vitamina A, así como en calcio y potasio, que generan diversos beneficios para la salud.

Consumirlo de manera habitual puede ser positivo para la vista, pues contiene luteína y zeaxantina, que se acumulan en la retina del ojo y ayudan a prevenir la degeneración macular, dice un artículo publicado en Medical News Today.

Este alimento también ayuda a reducir los niveles de colesterol en la sangre. Además, causa una disminución significativa del almacenamiento de colesterol hepático.

La vitamina K presente en el cebollín no solo aumenta la densidad mineral ósea en las personas osteopáticas, sino que además reduce las probabilidades de sufrir alguna fractura.     

Vía: El Nacional