Conoce algunas conductas que podemos tener cuando pensamos en nuestro día a día.

  • Pensar que no te gusta tu vida: Puede haber aspectos de tu vida que no te gusten, pero pensarlo constantemente no va a hacer que ello cambie. En vez de repetírtelo todos los días, busca la solución para cambiar aquello que no te gusta.
  • Creer que tienes la culpa de las cosas malas que te suceden: Algunas veces nos equivocamos, otras se equivocan los demás y algunas otras no depende de nosotros ni de los demás que una situación sea la adecuada. Con echarte la culpa, estás diciendo a tu mente y a tu cuerpo que eres culpable. Si realmente eres culpable, rectifica lo que puedas y aprende de la situación, si no lo eres deja de castigarte.
  • Olvidar tus habilidades y tus logros: La modestia es necesaria, pero olvidar las cosas que podemos hacer es perjudicial. Todos tenemos habilidades, todos hemos logrado algo que queríamos, por pequeño que fuese. Si lo hemos hecho una vez podemos hacerlo más veces. Si lo olvidas y no eres capaz de cambiar de hábitos, no conseguirás lo que quieres en tu vida.
  • Depender emocionalmente: Si dependes emocionalmente de una persona le estás dando una responsabilidad que quizás sea demasiado pesada. Ama, pero siendo consciente de que tú y esa persona son libres para amaros.

Vía: El Informador (Lee allí el articulo completo)