El Papa Francisco afirma que hoy en día «es muy difícil sostener los criterios racionales madurados en otros siglos para hablar de una posible guerra justa», a pesar de que en el catecismo «se hable de la posibilidad de la legítima defensa mediante la fuerza militar».

La reflexión está contenida en su tercera encíclica, publicada ayer domingo, «Fratelli tutti» (Hermanos todos), reseñó Infobae.

Asimismo, en este documento, el pontífice argentino urge a una reforma «tanto de la Organización de las Naciones Unidas como de la arquitectura económica y financiera internacional, para que se dé una concreción real al concepto de familia de naciones».

La tercera encíclica del papa que lleva el título de una frase de San Francisco de Asís se publicó hoy y el pontífice la escribió como una respuesta «para quienes quieren construir un mundo más justo y fraterno en sus relaciones cotidianas, en la vida social, en la política y en las instituciones».

Mientras escribía el documento, explica el papa, irrumpió la pandemia del Coronavirus y esto «ha servido para demostrar que «nadie se salva solo» y que ha llegado el momento de «ser como una única humanidad en la que somos todos hermanos».

Una parte del séptimo capítulo de este extenso documento se detiene en la guerra que dice «no es un fantasma del pasado» sino «una amenaza constante» y representa la «negación de todos los derechos», «un fracaso de la política y de la humanidad», «una claudicación vergonzosa, una derrota frente a las fuerzas del mal».

Vía: Globovisión