Harland David Sanders, mejor conocido como “El Coronel Sanders”  fue la persona que fundó la famosa cadena de pollo frito “Kentucky Fried Chicken” o por sus siglas, KFC. A los 12 años, dejo se vio forzado a dejar la escuela para poder trabajar y aprender a cocinar. Cumplió su servicio militar siendo muy joven ya que falsificó su fecha de nacimiento para poder enlistarse.

A los 39 años inaugura una humilde estación de servicio en Kentucky, en la que cocinaba platos como pollo, jamón campestre y filetes. Aquí es donde se podrá decir que empezó a hacerse conocer como cocinero, tanto así que Ruby Laffoon, el gobernador de Kentucky de aquel momento, lo nombró “Coronel de Kentucky”.

Después del paso de un año logró abrir un comedor con suficiente espacio para 142 personas, actualmente es llamado Harland Sanders Café and Museum y usado como museo de la historia de KFC. Es justamente en este lugar que se originó la famosa receta de pollo frito del general que usa 11 hierbas y especias y que fue patentada en 1940. Su fama tuvo un pico en 1939 gracias a que Duncan Hine, un aclamado crítico gastronómico, lo incluyó en su guía de restaurantes.

Ya con 60 años, aprovechó la fama de su pollo frito y expandió su negocio a través de franquicias, bajo el nombre de Kentucky Fried Chicken. En 1964, vendió KFC a unos inversores por 2 millones de dólares, más un salario vitalicio de 40.000 dólares al año, este sueldo llegó a 200.000 dólares anuales con el paso del tiempo.

Falleció el 16 de diciembre de 1980 después de sufrir de una leucemia aguda, diagnosticada seis meses antes. Fue sepultado con su atuendo característico, el famoso traje blanco, en el Cementerio Cave Hill en Louisville (Kentucky). Su rostro continúa siendo la imagen de marca de KFC.

Vía: Culturizando