Los minerales tienen una función principal en nuestra salud. Protegen y aumentan las defensas, entre otras cosas. En la nota lo más importante que debés conocer.

Cobre

Contribuye a la fabricación de glóbulos rojos y de la mielina (sustancia del sistema nervioso) y ayuda a luchar contra las infecciones. Está presente en el pan, cangrejos de río, la miel, el hígado, los frutos secos, el curry, la pimienta, las ostras entre otros.

Magnesio

Actúa en las células nerviosas y favorece la formación de anticuerpos. El estrés acaba con él. Está presente en el limón, la soja, la manzana, los cereales, las hortalizas (exceptuando las espinacas), los moluscos, las lentejas, el cacao, las almendras, el chocolate, entre otros.

Zinc

Combate el acné, ayuda a la cicatrización y estimula las defensas inmunitarias. Su ausencia provoca pérdida del gusto. Está presente en las ostras, los arenques, las sardinas, la carne, el hígado, los guisantes, el brécol, los champiñones y la avena.

Hierro

Favorece la formación de la hemoglobina, la oxigenación de las células y el equilibrio del metabolismo. Se encuentra en la oca, la charcutería, la soja, el cacao, las legumbres, la yema de los huevos y las hortalizas.

Yodo

Indispensable para el buen funcionamiento de la glándula tiroides. Se encuentra en los cangrejos de mar, el bogavante, las langostas, el arenque ahumado, el bacalao, la soja y la sal marina.

Vía: aimdigital.com