Cuadrillas del Instituto de Vialidad del estado Lara (Invilara), removieron escombros de la vía Barquisimeto-Siquisique, en varios de sus tramos, luego de las lluvias registradas en el estado en las últimas horas.

El presidente del organismo dependiente de la gobernación larense, Wilfredo Torres, informó  este martes que lograron despejar y reactivar la circulación en la vía a la altura de Bobare, Copeyal, Los Tanques, Curva de Santiaga y Cauderales.

Destacó que en esas zonas «se presentaron nudos críticos que impedían la libre circulación de vehículos», pero la labor de las cuadrillas logró reactivar el paso de automóviles.

El hecho atmosférico, afectó a viviendas ubicadas en el tramo Aguada Grande-Siquisique, y requirió la canalización de la quebrada El Embulle, con el objetivo de mejorar el flujo de las aguas y minimizar los riesgos de los desbordamientos.

«Con estos trabajos, nuestras cuadrillas lograron remover la cantidad de 5.600 metros cúbicos de material desechable y sedimentos, extraídos de la vialidad y la quebrada, permitiendo normalizar la comunicación por vía terrestre entre Barquisimeto y Siquisique«, aseveró.

Añadió que desde Invilara se han articulado con otros entes regionales, nacionales, alcaldías para dar respuesta inmediata a las comunidades afectadas por las lluvias.