Con tres actos simples, se podría contener la mayor parte de la incidencia que está teniendo la pandemia del Covid-19. Incluso, subraya, sin una vacuna o tratamientos adicionales todavía presentes.

Si la gente se lavara las manos regularmente, usara máscaras y mantuviera la distancia social, se crearía un nuevo modelo para observar la propagación de la enfermedad y los esfuerzos de prevención que podrían ayudar a detenerla.

Las tasas de contacto en el estudio se basaron en la interacción de las personas en los Países Bajos, pero el modelo es apropiado para otros países occidentales, apuntaron los investigadores del Centro Médico de la Universidad de Utrecht.

Vía: Globovisión