En medio de la pandemia, esta personificación recorre las calles de la capital para luchar contra el coronavirus con dos armas: ciencia y fe.

Así, con ademanes de santo doctor, la réplica viviente de José Gregorio, como le llaman cariñosamente sus creyentes paisanos, llama a los venezolanos a la consciencia para usar tapabocas y aplicar el distanciamiento social, justo cuando el COVID-19 empieza a desatarse en el país sudamericano.

Esta iniciativa quiere aprovechar la imagen del venerado médico, conocida por todos los venezolanos y presente en cada rincón del país, que ha sido potenciada luego de que, en junio, El Vaticano anunciase su beatificación para el primer trimestre de 2021.

Vía: Globovisión