El presidente de los Estados Unidos Joe Biden, planea otorgar a unos 320.000 venezolanos que ya se encuentran en EE.UU. un permiso migratorio conocido como Estatus de Protección Temporal (TPS, en inglés), que les permitirá trabajar y residir legalmente.

En una llamada con la prensa, dos altos funcionarios del Gobierno adelantaron la medida de Biden, que tendrá una vigencia de 18 meses, aunque podría prorrogarse, y que solo podrán solicitar los venezolanos que ya estén en EE.UU. a fecha de hoy, 8 de marzo de 2021.

La medida entrará en vigor oficialmente el martes cuando se publique en el Federal Register, el diario oficial del Gobierno en el que se difunden leyes, disposiciones y avisos públicos.

Desde su publicación este martes, los venezolanos tendrán 180 días para acogerse a este programa.

Asimismo, para poder beneficiarse, tendrán que demostrar que no tienen antecedentes penales y deberán pagar unas tasas que suman 545 dólares al Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS, por sus siglas en inglés), que procesará las solicitudes.

En este caso, Biden ha decidido otorgar el TPS a los venezolanos al considerar que no pueden volver de manera segura a su país por las «condiciones extraordinarias» que vive actualmente Venezuela, indicaron los dos citados funcionarios, que hablaron con la prensa bajo condición de anonimato.

En el Congreso de EE.UU. ha crecido el consenso entre demócratas y republicanos sobre la necesidad de otorgar el TPS a los venezolanos y, durante la campaña electoral, Biden prometió que una de sus primeras acciones en la Casa Blanca sería otorgar ese permiso a los venezolanos.

El DED seguirá en vigor y los venezolanos pueden solicitar cualquiera de los dos permisos, de acuerdo a los citados funcionarios.

Tras este anuncio, uno de los primeros en agradecer la medida tomada por el Gobierno estadounidense fue el opositor venezolano Juan Guaidó.

«Agradezco al Gobierno de Estados Unidos y en particular al presidente Biden y a la vicepresidenta Harris por este importante paso que reconoce la dignidad y la humanidad de todos los venezolanos», dijo Guaidó en un comunicado.

«Los venezolanos que se han visto obligados a huir a Estados Unidos por temor a perder sus vidas ahora pueden dormir más tranquilos sabiendo que Estados Unidos se solidariza con nuestro pueblo», se lee también en el texto.

Por su parte, José Colina, presidente de la Organización de Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio (Veppex), declaró a EFE que esta era una «excelente noticia» y aseguró que Veppex ya la había solicitado «a las tres últimas administraciones.

Por el momento, el Gobierno de Nicolás Maduro no se ha pronunciado respecto a la medida adoptada este viernes por el Ejecutivo estadounidense. 

Este anuncio de Biden pareció tener también el objetivo de aclarar la confusión en torno a la medida de último minuto tomada por su predecesor y brindar a los venezolanos un estatus legal formal para su estancia en EE. UU.

El TPS fue establecido en 1990 para proteger de la deportación y dar la oportunidad de solicitar un permiso de trabajo para ciudadanos extranjeros de algunos países que no puedan regresar de manera segura a su país de origen debido a desastres naturales, conflictos armados u otras condiciones extraordinarias.