Debido a la recurrencia de siniestros derivados de explosiones en vehículos por instalación inadecuada del sistema de gas automotriz, la Alcaldía de Iribarren a través de la AMTT ejecuta un operativo de revisión de las unidades de transporte colectivo para solicitar la certificación que emite PDVSA, documento sin el cual no podrán seguir circulando en el municipio.

El Estado venezolano ha tomado la decisión de emitir, a través de Petróleos de Venezuela, una certificación para la circulación de carros y transporte colectivo en el país que tengan instalado el sistema de gas automotriz en sus unidades, posterior a la verificación de este sistema dentro de los vehículos.

El Director de las Autoridad Metropolitana de Transporte y Tránsito del municipio Iribarren (AMTT) Lino Rodríguez, en este sentido orientó al cuerpo de fiscales la revisión de todas las unidades de transporte colectivo habilitadas por el ente municipal.

«Todos los carros para el transporte deberán ser los primeros en efectuar esta revisión y hasta tanto no tengan el documento no podrán activarse para prestar un servicio seguro al pueblo», señaló Rodríguez.

Pese a los esfuerzos que se hacen desde la municipalidad para ampliar las opciones de movilidad, la vida del pasajero y del transportista están primero, y con esta medida se trata justamente de no exponerlas a los riesgos que conlleva una mala o defectuosa instalación de combustión a gas.

En Iribarren la AMTT tiene registrados 204 unidades de transporte colectivo privado, de los cuales al menos 100 poseen el sistema de gas vehicular.