En medio de la pandemia del coronavirus y un sin número de medidas para evitar nuevos brotes, el mundo despidió el 2020 y recibió el nuevo año 2021.

El año 2020, marcado principalmente por el coronavirus, obligó a miles de millones de personas a celebrar el paso al Año Nuevo en la intimidad de casa.

Un año que llamó a la reflexión de la sociedad a considerar los cambios establecidos por la pandemia para el resguardo de la salud y evitar contagios.

Aunque en gran parte no han sido afectadas por la pandemia, las naciones del Pacífico experimentaron una nueva forma de Año Nuevo, debido al cierre de fronteras, el toque de queda y el confinamiento.

Los habitantes de Kiribati y Samoa, naciones insulares situadas en el Pacífico sur son archipiélagos tropicales, con una población combinada de algo más de 300.000 habitantes, fueron los primeros en despedir el año 2020.

Los siguientes en recibir el 2021 son los habitantes de la isla neozelandesa de Chatham, situada a unos 680 kilómetros al sureste de las principales islas de ese país.

El resto de los habitantes de Nueva Zelanda y la población de Fiyi y Tonga estrenan año más adelante. Nueva Zelanda, uno de los países que mejor están gestionando la pandemia de coronavirus, mantuvo sus tradicionales fuegos artificiales en la ciudad de Auckland para recibir el nuevo año.

Australia, que recibió el Año Nuevo con los famosos fuegos artificiales de Sídney, uno de los espectáculos que abren tradicionalmente las celebraciones del planeta para dar la bienvenida del año nuevo, pero sin la asistencia del público masivo por las restricciones impuestas por un brote de Covid-19.

Después de Japón y Corea del Sur, los países del Sudeste Asiático cuentan los últimos minutos del 2020 con restricciones por la pandemia que incluyeron la cancelación de aglomeraciones y fuegos artificiales en Tailandia, Malasia y Singapur.

Europa si cambió la manera de recibir por toque de queda debido a la nueva cepa del coronavirus.

Venezuela se prepara para este nuevo año 2021 en la búsqueda de una mejoría en el ámbito económico y social.

Sirva este nuevo ciclo para consolidar una mejor sociedad, cumpliendo los buenos principios y valores e impulsando un crecimiento en los sectores productivos del país.

¡Feliz Nuevo Año 2021!