Rusia y Arabia Saudí coincidieron en la necesidad de extender el actual recorte de la producción de crudo a los primeros meses de 2021 en el marco de la alianza OPEP+, según señaló este domingo.

«Hay un consenso entre Rusia y Arabia Saudí», señaló una fuente de la alianza, en tanto que otra confirmó el acuerdo, pero añadió que quedan por definir «algunos detalles y mecanismos» de la prolongación del recorte de 7,7 millones de barriles diarios (mbd).

El acuerdo de la OPEP+ estipula que a partir del mes de enero la producción aumentará en 1,9 mbd, nivel que se mantendría hasta abril de 2022.

Sin embargo, considera que la recuperación del consumo de crudo será más débil de la prevista cuando se pactó el aumento que supondría la entrada en vigor de la tercera fase, por lo que varios países abogan por posponer hasta 2021 ese incremento.

La OPEP+ sostendrá ese domingo consultas informales a partir de las 16.00 GMT para abordar esta cuestión antes de la conferencia del lunes y la reunión de ministros de la alianza el martes, cuando se espera una decisión al respecto.