El Departamento del Tesoro de EE.UU. volvió a extender hoy, ahora hasta el 3 de junio de 2021, la licencia que permite a Chevron continuar con sus operaciones esenciales en territorio venezolano pese a las sanciones aplicadas por Washington contra la compañía estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA).

En abril, el Gobierno de Estados Unidos ordenó a Chevron «cesar gradualmente» sus actividades petroleras en Venezuela y le ha exigido que reduzca sus operaciones en el país a un simple «mantenimiento» de sus activos.

Con esta nueva decisión del Tesoro se permite que cinco empresas estadounidenses, entre ellas Chevron, puedan seguir activas en Venezuela hasta el próximo 3 de junio, a pesar de las sanciones a Pdvsa.

Las otras cuatro compañías son Halliburton, Schlumberger, Baker Hughes y Weatherford International.

Chevron, la segunda petrolera de EE.UU. y la séptima del mundo, es la última gran compañía estadounidense que aún opera en el sector del crudo en Venezuela, donde está activa desde hace casi 100 años y cuenta con unos 8.000 empleados.

Esta licencia permite a las compañías continuar sus operaciones en Venezuela sin recibir sanciones.