La fiscal de la Corte Penal Internacional, Fatou Bensouda, indicó que concluyó el examen preliminar de dos procesos iniciados en febrero de 2018 y febrero de 2020 contra el gobierno de Nicolás Maduro. Señaló que su oficina determinó que “existen fundamentos razonables para creer que en Venezuela han ocurrido crímenes de competencia de la CPI“.

La fiscal se reunió con una delegación del gobierno venezolano, que incluyó al fiscal designado por la Asamblea Nacional Constituyente, Tarek William Saab; y al defensor del Pueblo, Alfredo Ruiz, en la sede de la CPI en La Haya.

La oficina solicitó en consecuencia información sobre los procedimientos internos pertinentes y su conformidad con los requisitos del Estatuto de Roma.

Bensouda explicó a la delegación gubernamental cómo es el proceso relacionado con el examen preliminar y el estado de los dos exámenes preliminares separados realizados por la Oficina en relación con Venezuela (Venezuela I y Venezuela II), iniciadas en febrero de 2018 y febrero de 2020 respectivamente.

Saab y Ruiz aseguraron igualmente su voluntad de cooperar en el marco del Estatuto de Roma con el trabajo de la Fiscalía. Invitaron a la fiscal Bensouda a visitar Venezuela.

La fiscal Bensouda reiteró asimismo que ambas situaciones (Venezuela I y II) permanecen en examen preliminar con miras a tomar una decisión, una vez finalizada, si se abre una investigación. Los detalles adicionales, incluidos los hallazgos de la oficina, estarán disponibles en el próximo Informe de fin de año sobre las actividades del examen preliminar (2020).

La Fiscalía de la CPI, por lo tanto, lleva a cabo exámenes preliminares, investigaciones y enjuiciamientos independientes e imparciales del crimen de genocidio, crímenes de lesa humanidad, crímenes de guerra y el crimen de agresión, informó.

La Oficina además está realizando actualmente exámenes preliminares relacionados con la situación en Bolivia; Colombia; Guinea; Irak / Reino Unido; las Filipinas; Nigeria; Ucrania; y Venezuela (I y II).