El Ministerio de Asuntos Exteriores de España formalizó este miércoles 4 de noviembre la designación del embajador Juan Fernández Trigo, como Encargado de Negocios en la representación diplomática en Venezuela.

La decisión fue oficializada en el Boletín Oficial del Estado. En consecuencia la cancillería española también expidió un documento en que cesa definitivamente las funciones en nuestro país del embajador Jesús Silva.

Juan Fernández Trigo viene de ser el embajador en Cuba. Es abogado e ingresó a la carrera diplomática en 1986 y ha representado a su país en las misiones diplomáticas en Vietnam y Haití. Además ejerció como consejero de la Representación Permanente de España ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y Jefe de Delegación del Servicio Europeo de Acción Exterior para Uruguay.

Luego de la salida de Leopoldo López de la residencia del embajador de España en Caracas, el gobierno venezolano acusó al embajador Jesús Silva Fernández y a España de facilitar la salida del coordinador nacional de Voluntad Popular, mientras que el estado europeo señala que se trató de una decisión personal del político venezolano, quien era un “huésped” y no un prisionero, por lo que podía abandonar ese domicilio cuando él lo dispusiera.

El gobierno ibérico tomó la decisión posterior de no nombrar un nuevo embajador para Venezuela sino a un encargado de negocios con cartas de gabinete.

La secretaria de Estado de Asuntos Exteriores de ese país, Cristina Gallach, explicó que la decisión es “consecuente con el hecho de que la Unión Europea (UE) y los estados miembros no consideran que las últimas elecciones presidenciales de 2018 fueran justas ni transparentes”.