El dirigente de Voluntad Popular -VP- Leopoldo López abandonó la residencia del embajador español en Caracas, en donde se mantenía en calidad de huésped desde el 30 de abril del año pasado.

López se refugió en la Embajada de España el 30 de abril de 2019 cuando fue liberado de su arresto domiciliario.

El opositor salió de Venezuela por una «ruta clandestina» hacia la frontera de Colombia, aunque tampoco se encuentra ya en ese país, dijo su padre Leopoldo López Gil, que no precisó dónde está en la actualidad, por motivos de seguridad.

Subrayó, no obstante, que es «seguro» que estará en España en los próximos días, «muy pronto en todo caso», y añadió que es algo que está «en negociación con el Gobierno de España».

Los padres del político venezolano, que residen en Madrid, tienen nacionalidad española desde diciembre de 2015, concedida entonces por el gobierno del conservador Mariano Rajoy. Leopoldo Lopez padre, además, es actualmente diputado del Parlamento Europeo por el Partido Popular español.

El Servicio Bolivariano de Inteligencia -Sebin- mantiene un despliegue en las inmediaciones de la embajada española.

López se refugió en la Embajada de España tras fracasar la rebelión militar del 30 de Abril de 2019 contra Nicolás Maduro. Aquella madrugada, el dirigente opositor resultó liberado de su arresto domiciliario por los hombres del general Cristhoper Figuera, quien entonces dirigía el Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin).

Previamente, López había permanecido tres años y medio en la cárcel militar de Ramo Verde y otros 21 meses en su hogar de Caracas, gracias a una medida de casa por cárcel.