El presidente de Sindicato de Obreros de Institutos Educacionales (SOIE) Naudy Torres y Elio Gudiño, en representación del personal administrativo introdujeron, este jueves 8 de octubre, documentos ante la Inspectoría del Trabajo  y la Defensoría del Pueblo. También les acompañó el dirigente Luis Marín, del Sindicato de Empleados de la Gobernación del estado Lara.

Los derechos de los obreros son vulnerados. Asimismo, manifestaron que el patrono no les dota de implementos, situación que afecta a poco más de 7 mil trabajadores, dependientes tanto del Ministerio como de la Gobernación,dijo.

Igualmente, Elio Gudiño, en representación del personal administrativo, dijo que las secretarias deben comprar bolígrafos, borradores, entre otros implementos de trabajo.

Torres aseguró que los planteles educativos no han sido desinfectados y tampoco han dotado al personal de equipos de bioseguridad para prevenir la covid-19.

En tales condiciones, basándose en el  decreto presidencial  de estado de alarma por la pandemia del covid-19 el cual exhorta a “quedarse en casa”. Asimismo, la  Lopcymat, cuestionan el llamado del patrono a reincorporarse a las labores.

Torres acusó a directores y supervisores circuitales  de obligarlos a cumplir horario.