Los recipientes de plásticos son implementos que podrían causar inconvenientes si se calientan en los microondas. Hay ciertos tipos de plásticos que pueden afectar la salud si no se usan en la forma adecuada.

Harvard Health Publishing explica que los plásticos contienen aditivos para cambiar su rigidez. Por ejemplo, el Bisfenol A (BPA por sus siglas en inglés) se utiliza para que el plástico sea duro y transparente. Mientras que, por su parte,  los ftalatos se agregan para obtener un material suave y flexible. Ambos plastificantes son señalados como disruptores endocrinos.

De acuerdo con la Universidad de Michigan, estos químicos alteran la producción y el funcionamiento natural de las hormonas. Sus efectos incluyen problemas de fertilidad, pubertad precoz e incluso un mayor riesgo de padecer obesidad, indica un estudio publicado en Environmental Health.

Asimismo, una investigación realizada por el Centro Médico Langone de la Universidad de Nueva York concluyó que los compuestos en los recipientes de plástico aumentan la presión arterial. También afectan la resistencia a la insulina, dos factores ligados a la diabetes tipo 2.

Cuando se calienta comida en recipientes de plásticos dentro del horno de microondas, el BPA y los ftalatos se filtran en los alimentos. Esto ocurre, especialmente si son productos grasos como carne o quesos, agrega Harvard Health Publishing.

Los recipientes aptos para esta tarea tienen un ícono de microondas en el etiquetado. Se debe seguir  las indicaciones del empaque cuando se utilicen estos recipientes, ya sean de plástico, vidrio, cerámica u otro material.

Por su parte, la organización Canadian Cancer Society recomienda que no se caliente comida en los envases de plástico de un solo uso como los botes de margarina, yogur, crema o helado.

De igual forma, se sugiere que se deseche los recipientes viejos, rayados, agrietados, manchados o con mal olor, debido a que pueden filtrar más plastificantes dentro de los alimentos.

Vía: El Nacional