Estados Unidos descertificó a Venezuela por incumplir de «manera demostrable» sus compromisos internacionales de combatir el narcotráfico.

Similar medida aplicó a Bolivia y amenazó por segunda vez con aplicarla a México, a menos que demuestre «avances considerables» en esta materia el próximo año.

La decisión está contenida en un memorándum enviado por el presidente estadounidense, Donald Trump, al secretario de Estado, Mike Pompeo -y difundido este viernes-, en el que identifica a un grupo de 22 países como las principales rutas de tránsito de estupefacientes o de su producción ilícita.

En concreto, el gobernante estadounidense menciona a Afganistán, Bahamas, Belice, Bolivia, Birmania, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, India, Jamaica, Laos, México, Nicaragua, Pakistán, Panamá, Perú, República Dominicana y Venezuela.

«La presencia de un país en la lista precedente no constituye necesariamente un reflejo de los esfuerzos que realizan sus gobiernos contra el narcotráfico, ni del nivel de cooperación con Estados Unidos», aclaró Trump en su comunicación.