Docentes del estado Lara protestaron este miércoles en el reinicio del año escolar, por lo que catalogan como un «fracaso a distancia», debido a que no tienen posibilidades de acceder a servicios tecnológicos que permitan la enseñanza remota.

«El llamado que se le hizo al magisterio venezolano se cumplió, no se incorporaron a las actividades docentes», expresó el representante del gremio en la entidad, Frank Andrade.

El profesor aseguró que el inicio de actividades fue un «fracaso», debido a la improvisación del ministerio de Educación, además del conflicto salarial y las fallas de infraestructura escolar.

Andrade ratificó que se mantendrán en un paro hasta tanto existan las condiciones de salubridad y aquellas necesarias para cumplir con las clases a distancia.