Consecomercio propone un acuerdo político urgente para solventar el déficit de combustible que enfrentan los venezolanos y que afecta, en gran parte, a los sectores productivos.

Este plan de importación de gasolina también va aunado a un programa de asistencia fiscal y crediticia para la pequeña y mediana industria, a fin de auxiliar al gremio golpeado por la crisis incrementada por la pandemia.

Según cifras del Consejo Nacional del Comercio y los Servicios se requerían 100 mil barriles diarios de gasolina para satisfacer la demanda, en contraste con el número actual de 35 mil barriles diarios.

«Todos sabemos que si estos dos sectores se unen y conversan, y se dan algunas libertades mutuas al final puede llegar gasolina. No he visto a un bando u otro haciendo colas, la cola la hacemos los ciudadanos», manifestó el presidente de la organización, Felipe Capozzolo.

Vía: Unión Radio