La Unión Europea considera que no existen las condiciones mínimas para enviar a sus observadores a las elecciones parlamentarias a celebrarse el próximo 6 de diciembre en Venezuela.

Consideran que ““el tiempo ya es demasiado corto” para desplegar una Misión de Observación Electoral de la UE si la administración del presidente Maduro no retrasa la votación más allá de la fecha pautada.

“Se deben cumplir las condiciones mínimas para elecciones creíbles, inclusivas y transparentes para el despliegue”, señala el comunicado emitido por la Unión Europea.

La oposición de Venezuela se ha dividido sobre la participación en los comicios legislativos. El jefe de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, ha sido reconocido por la UE como presidente interino bajo el argumento de que Nicolás Maduro cometió fraude en las elecciones de 2018. Maduro se mantiene en el poder y tiene el apoyo de militares.

Guaidó y los partidos políticos han señalado que no acudirán al proceso electoral porque lo consideran amañado. Sin embargo, un sector opositor, encabezado por el dos veces candidato presidencial Henrique Capriles, está dispuesto a participar si hay condiciones y ha señalado que con la postura de Guaidó se corre el riesgo de hacer que la oposición sea irrelevante.