El venezolano Douglas Amabilis Pérez, de 50 años de edad, quien partió desde Perú a bordo de una bicicleta junto a su perro Pío, el pasado 20 de junio, pisó suelo venezolano el 22 de agosto, tras recorrer alrededor de 3.620 kilómetros. Su meta: llegar a su pueblo natal Bejuma, en el estado Carabobo, para reencontrase con su madre.

El viajero llegó a Cúcuta el jueves 20 de agosto y, 48 horas después, las autoridades colombianas le autorizaron pasar a su país. Fue así como ese día, a las 4:00 pm, cruzó el Puente Internacional Simón Bolívar.

Douglas Amabilis Pérez, se fue a Perú en el 2018, en busca de un mejor futuro. Al igual que millones de venezolanos, huyó de su tierra natal golpeado por la crisis económica, y en suelo foráneo logró estabilizarse. “Ya en Perú no podía estar, no tenía trabajo, me había gastado mis ahorros y deseaba ver a mi madre, ella fue mi mayor motivo para regresar, así que empaqué lo necesario y decidí emprender esta travesía con mi perro”, relató.

Pérez duerme donde lo agarre la noche y come lo que amablemente le ofrece la gente; ya muchas personas conocen su historia, así que cuando lo ven no dudan en tenderle la mano y así confía en que seguirá su recorrido por Venezuela hasta que se reúna con su madre.

Calcula que para llegar a Chirgua debe pedalear de 10 a 12 días más, dependiendo de la situación climática. Para el 25 de agosto aún estaba en San Antonio del Táchira, en espera de cumplir la cuarentena para seguir rumbo a casa.

De Táchira pasará por los estados Barinas, Portuguesa, Cojedes hasta llegar a Carabobo rumbo al municipio Bejuma. Si usted lo ve en el camino no dude en ayudar a este coterráneo.

Vía: El Pitazo