«Mulan», la película de acción real de Disney, marcó un hito histórico esta semana al convertirse en la primera producción fílmica de megapresupuesto de Hollywood que se lanza directamente por televisión sin haber pasado por salas de cine.

El primer texto escrito de la historia de Mulan es una balada folclórica que se remonta a las dinastías del Norte en China (386-581 d.C.). En poco más de 300 palabras, la Balada de Mulan cuenta la historia de este personaje que tras años de campaña militar y servicio a su país, regresa con el honor y obsequios del emperador.

Mulan es un personaje legendario de la antigua China que toma el lugar de su anciano padre en el ejército y lucha durante 12 años, ganando gran mérito mientras rechaza cualquier recompensa.

Vale la pena señalar el mensaje subyacente de su historia: la transgresión de Mulan (pretender ser un hombre) está justificada (lo hace para salvar a su padre y servir a su país), reivindicada (por lograr el éxito en el servicio militar) y mitigada al final (pues vuelve a casa y retoma su vida de mujer). Por lo tanto, es extraordinaria pero no amenazante para la estructura social.

Desde la balada, el nombre y la historia de Mulan se han adaptado, vuelto a contar y aludido en diferentes géneros a través de varias dinastías imperiales en China.

Cabe destacar que no se tiene evidencia existente que demuestre que Mulan es una figura histórica que vivió durante un tiempo en particular. Sin embargo, es posible que personas y eventos reales hayan servido de inspiración para la balada.

Vía: BBC