Representantes del Colegio de Profesores de Venezuela en el estado Lara, manifestaron que en  las condiciones actuales es inviable el inició del año escolar.

«Ellos no tienen la plataforma tecnológica, para que además de impartir clases, muchos de los alumnos, por problemas de alimentación, problemas de salud, no van a poder asistir a clases»expresó el profesor, Frank Andrade.

Además, el conflicto salarial que existe entre el gremio y el ministerio de Educación, empeora la situación del sector, que ya enfrenta la carencia de medidas de bioseguridad y las fallas en el suministro de gasolina.

La reincorporación, debe garantizar los mecanismos y las herramientas para iniciar clases ante la falta de condiciones que hay por la crisis educativa, la situación económica del país y principalmente por el reguardo de la salud de los infantes y jóvenes que son la generación de relevo de la ciudadanía venezolana.