Después de rezar la oración mariana del Ángelus, el Santo Padre ha dirigido su pensamiento al sufrimiento de tantas personas que han dado sus vidas a causa del coronavirus, tantos voluntarios, médicos, enfermeras, monjas, sacerdotes. Además, el Pontífice elevó sus oraciones por las familias y comunidades que han sufrido, hace 4 años, a causa del terremoto que sacudió el centro de Italia.

“Tanto sufrimiento, tantas personas que han dado sus vidas, víctimas de la enfermedad y tantos voluntarios, médicos, enfermeras, monjas, sacerdotes, que también dieron sus vidas. Recordamos a las familias que han sufrido por esto”, lo dijo el Papa Francisco después de rezar a la Madre de Dios este 23 de agosto, XXI Domingo del Tiempo Ordinario, al dirigir sus saludos a los fieles y peregrinos que se dieron cita en la Plaza de San Pedro para rezar el Ángelus.

El Papa Francisco recordó que, este 24 de agosto, “se cumplen cuatro años del terremoto que sacudió el centro de Italia”. Al renovar sus oraciones por las familias y las comunidades que han sufrido más daños, el Santo Padre pidió por ellos para que puedan seguir adelante con solidaridad y esperanza, “y espero – dijo el Papa – que la reconstrucción se acelere, para que la gente pueda vivir serenamente en estos hermosos territorios de Los Apeninos”.