Este jueves se presentaron en la entidad larense desde muy tempranas horas protestas en distintos sectores, los conductores han comenzado a tomar las calles para manifestar su descontento.

Por segunda vez en menos de una semana trancan la carretera Lara-Zulia. Esta vez a la altura de la estación de servicio Puricaure en Carora, quienes tienen más de 10 días en cola exigen ser atendidos con la venta de gasolina.

De igual manera en la estación de servicio La Campiña, ubicada en la intercomunal Cabudare-Acarigua, los conductores decidieron atravesar sus vehículos y obstaculizar el paso.

Asimismo, en la gasolinera de Pavia, afirman sentirse cansados de los abusos por parte de los cuerpos de seguridad.

Indican en sus denuncias que funcionarios del organismo de resguardo y orden asignado en la estaciones de servicio se encuentran obteniendo beneficios propios y solo están suministrando gasolina a conocidos.

La venta de gasolina ha sido nula en algunas bombas, mientras que en otras, según denuncias de los conductores, funcionarios de seguridad se apoderan del combustible.

Se destaca que el ejecutivo regional anunció que la distribución se realizaría de manera interdiaria a las estaciones de servicio en el estado.

.