El Consejo de Alcaldes y Alcaldesas Bolivarianos de Venezuela,  alcanzó el “Acuerdo de Armonización Tributaria”, medida para la protección de la economía del pueblo y los sectores productivos del país, en medio de la pandemia a causa del COVID-19. Es un instrumento jurídico con instancia nacional, tal como fue ordenado por  la sentencia de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de  Justicia (TSJ), para lograr una armonización tributaria.

La información fue dada a conocer por la vicepresidenta Ejecutiva, Delcy Rodríguez, quien añadió que este es un hecho realizado por primera vez en la historia y agradeció a cada líder municipal por este logro que tiene como objetivo proteger los subsectores productivos del país, así como también salvaguardar a la población de la especulación de precios en la compra de algún producto.

“La armonización tributaria permitirá ordenar, hacer más transparentes y eficientes los mecanismos tributarios municipales”, subrayó. Los elementos principales de este acuerdo, destacó la Vicepresidenta, son la creación de un registro único de contribuyente municipal, prohibición del cobro de impuestos en divisas extranjeras adoptando el Petro como unidad de cuenta.

Añadió que la simplificación de los trámites de las “actividades económicas de industria, comercio e índole similares” fue reducida de 600 a 30 parámetros, todo con el fin de “hacer más eficiente la actividad administrativa del Estado para que esté al servicio del pueblo, de los sectores económicos y se estimule la actividad económica en sus distintos ámbitos”.

Se espera que en los próximos días el equipo de la vicepresidencia sectorial económica se dirija al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) para que el acuerdo firmado por los alcaldes y alcaldesas, “sea incorporado y se levante la suspensión del cobro de toda actividad tributaria municipal”, puntualizó la Vicepresidenta.

La firma del acuerdo se realizó en la sede de la Alcaldía del municipio Bolivariano Libertador, este domingo en Caracas. En este sentido, alcaldes y alcaldesas de 305 municipios del país manifestaron su voluntad, compromiso y disciplina para el cumplimiento de estas medidas a fin de proteger las finanzas de la nación.