La Organización de las Naciones Unidas (ONU) propuso suministrar una renta básica temporal para más de un tercio de la población mundial con el objetivo de reducir la propagación del covid-19.

El propósito de tal ayuda monetaria consiste en que los países subdesarrollados logren cumplir las cuarentenas y medidas de distanciamiento social necesarias para contener una pandemia que no deja de avanzar.

Según el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) el costo se tasará en un aproximado de 199.000 millones de dólares al mes para facilitar un ingreso básico a 2.700 millones de personas en un total de 132 países, cantidad que el organismo considera asumible para los Estados ante la emergencia sanitaria y social que vive el mundo.

Vía: El Universal