La tensión en Medio Oriente sigue escalando. Mientras avanza la ofensiva israelí en Gaza, este sábado 20 de enero se registraron dos ataques mortales, en Siria y el Líbano, que fueron atribuidos a Israel.

En un primer ataque, un bombardeo contra un edificio de Damasco dejó al menos diez muertos, entre ellos al menos cinco miembros de la Guardia Revolucionaria de Irán. Teherán acusó a Israel -su gran enemigo- de haber cometido el ataque y advirtió que se reserva el “derecho a responder”.

Posteriormente, se reportó un ataque con drones contra un automóvil en el sur del Líbano que causó al menos dos muertos, en otra acción atribuida a Israel.

Al menos cinco miembros de la Guardia Revolucionaria, organización considerada como el Ejército ideológico de Irán, murieron en un ataque aéreo en Damasco, este sábado 20 de enero, informaron medios estatales iraníes.

Las autoridades sirias e iraníes afirman que Israel está en el origen del ataque. El Ministerio de Asuntos Exteriores de Irán condenó el ataque y lo catalogó de un “intento desesperado de propagar la inestabilidad en la región”. Además, aseguró que el país “se reserva el derecho de responder”. 

El bombardeo golpeó un edificio residencial del barrio de Mezzeh, en Damasco, la capital de Siria, y lo destruyó por completo. 

Vía: France 24

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí