La vicepresidenta Cristina Kirchner sostuvo que la condena a 6 años en su contra por administración fraudulenta con la obra pública «estaba escrita«. Además, cargó contra los magistrados que la sentenciaron al afirmar que la causa Vialidad es una muestra de un «Estado paralelo y mafia judicial«.

En ese contexto, sorprendió al anunciar que no será «candidata a nada» en 2023 y desafió: «Cuando me quede sin fueros, métanme presa». En esa línea, planteó que  no será «mascota del poder jamás».

Al dirigirse en un mensaje público al CEO del Grupo Clarín, Héctor Magnetto, expresó: «El 10 de diciembre de 2023 no voy a tener fueros, así que podrá darle la orden a sus esbirros de la Corte Suprema de que me metan presa«.

La vicepresidenta aseguró que «la condena real que dan es la inhabilitación perpetua a acceder a cargos públicos», porque «condenan el modelo económico» del peronismo.

«El poder económico y mediático controla en una suerte de Estado paralelo. Es un sistema disciplinador de la dirigencia política argentina. No a los que piensan como ellos, los de Juntos por el Cambio. Hablo de nosotros, del peronismo, de los que tenemos un compromiso con los derechos de la gente. Me condenan porque condenan un modelo económico. La condena real que dan es la inhabilitación perpetua a acceder a cargos públicos», afirmó.

Cristina Kirchner: «La idea era condenarme»

Después del fallo del Tribunal Oral Federal 2, la exmandataria planteó que «no es que fuéramos clarividentes, ni adivinos», pero «si una causa en la cual un juez, el inefable Ercolini, se había declarado incompetente luego de una denuncia de diputados de la oposición por obras en Santa Cruz y la enviara a la provincia, y luego, 8 años después, la resucita cuando llega el Gobierno de (Mauricio) Macri, y las 51 o 49 obras que había mandado al sur, las trae de nuevo, aun habiendo sido sobreseídas, está claro que la idea era condenarme».

La vicepresidenta sostuvo que la condena en su contra no obedece a un «lawfare ni a un partido judicial; esto es un Estado paralelo y mafia judicial«.

La exmandataria señaló que la «confirmación» de esa situación fue la filtración de un viaje de exfuncionarios, magistrados y exagentes de inteligencia a Lago Escondido, y sobre el cual el presidente Alberto Fernández hizo referencia ayer por cadena nacional.

La vicepresidenta hizo una larga exposición sobre el escándalo de Lago Escondido y mostró los chats que intercambiaron jueces, directivos del Grupo Clarín y funcionarios del gobierno de la Ciudad, con la intención de demostrar «la mafia absoluta» que, según su visión, afecta al Poder Judicial.

«Este es el sistema que hoy me condena a mí«, remarcó la expresidenta.

En cuanto a la acusación en su contra en la causa Vialidad, Cristina Kirchner afirmó que cuando era presidenta de la Nación no tenía «manejo de las leyes que son aprobadas» por el Poder Legislativo y marcó que «el presidente de la república tampoco administra el presupuesto».

«Como me habrán escuchado durante los alegatos, probé absolutamente que, de acuerdo a la Constitución, yo no tengo el manejo de la leyes que son aprobadas por diputados y senadores. Dicen que el delito lo cometí a través de la sanción de leyes. Yo no legislo, para eso están los diputados y los senadores. Y el Presidente de la República tampoco administra ni ejecuta el presupuesto», indicó CFK.

Cristina Kirchner, condenada a 6 años de prisión

El Tribunal Oral Federal 2 condenó a la vicepresidenta Cristina Kirchner a 6 años de prisión e inhabilitación especial perpetua para ejercer cargos públicos por administración fraudulenta en perjuicio de la administración pública con la obra pública en Santa Cruz.

Además, los jueces condenaron a 6 años de prisión a Lázaro Báez por administración fraudulenta en la causa por la obra pública en Santa Cruz.

En el caso del exsecretario de Obras Públicas José López, la condena del TOF2 fue de seis años de prisión e inhabilitación especial perpetua para ejercer cargos públicas por el delito de administración fraudulenta en perjuicio del erario público.

Por otra parte, el Tribunal absolvió a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, Lázaro Báez, José López y Nelson Periotti del delito de asociación ilícita por el que habían sido acusados en el juicio por la obra pública en Santa Cruz.

Finalmente, el TOF 2 decidió absolver a Julio De Vido y a otros acusados, de acuerdo con el artículo 530 del código procesal de la Nación, en la investigación por la administración de la obra pública en Santa Cruz.

Tras las condenas, el juzgado ordenó el decomiso de algo más de 84 mil millones de pesos a los condenados en el juicio por la obra pública denominado «Vialidad», actualizados al momento en que quede firme el fallo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí