El nuevo presidente de Perú que salga electo el domingo del balotaje presidencial entre Pedro Castillo (izquierda) y Keiko Fujimori (derecha) lo será por unos pocos miles de votos, según dos nuevas encuestas difundidas de manera privada este viernes.

Como ya pasó hace cinco años, cuando Pedro Pablo Kuczynski ganó la Presidencia a Keiko Fujimori por apenas 40.000 votos – 50,12 % de los votos válidos frente a 49,88 %- para este domingo se espera un resultado casi igual de apretado, donde los votos del extranjero apuntan a ser decisivos.

Apenas a 48 horas de la votación, ninguna encuesta puede dar alguno de los dos candidatos como ganador, pues la distancia entre ambos es tan ajustada que se encuentra dentro del margen de error.

Según el sondeo realizado por la encuestadora Ipsos este mismo viernes a 1.233 personas, Castillo se encuentra levemente por encima de Fujimori con un 1 % de ventaja en votos válidos, similar a otros sondeos de la misma encuestadora elaborados la pasada semana.

Castillo obtiene el 44,5 % de votos emitidos frente al 43,6 % de Keiko Fujimori, mientras que el 11,6 % son votos blancos y viciados, lo que extrapolado a votos válidos da el 50,5 % para el candidato del izquierdista partido Perú Libre y el 49,5 % para la candidata del partido Fuerza Popular.

EXPECTACIÓN CON EL VOTO EXTRANJERO

Sin embargo, otro sondeo realizado entre el miércoles y el jueves por la encuestadora CPI a 1.600 personas pone por delante a Fujimori, con un margen de 0,2 puntos porcentuales sobre Castillo.

En el estudio de CPI, el 45 % de los votos emitidos va para Fujimori y el 44,8 % para Castillo, mientras que el 10,2 % fueron votos blancos o nulos, lo que se traduce en 50,1 % de votos válidos para la hija y heredera política del expresidente Alberto Fujimori (1990-2000) y 49,9 % para el maestro y líder sindicalista.

Más de 25 millones de ciudadanos nacionales se acercarán a las mesas de sufragio para elegir a uno de los dos candidatos, Pedro Castillo y Keiko Fujimori, que pasaron a esta instancia.

Para la realización de esta jornada electoral la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), al igual que en la primera vuelta del 11 de abril, ha elaborado un cronograma de horarios escalonados con la finalidad de evitar que se produzcan aglomeraciones. Es decir, habrá una hora de inicio y una hora de finalización de esta actividad.

El objetivo es que los locales de votación no se vean abarrotados de electores teniendo en cuenta que actualmente el país atraviesa por una segunda ola del coronavirus.