Los cines venezolanos adaptaran sus instalaciones para recibir nuevamente a los usuarios, esto luego de que el Gobierno nacional anunciara su reactivación tras más de diez meses sin operaciones debido a la pandemia por el Covid-19.

“Se están haciendo todos los esfuerzos. Será un proceso paulatino, pero entusiasta”, aclara Abdel Güerere, presidente de la Asociación Venezolana de Exhibidores de Películas (AVEP). Aunque buena parte de los protocolos de seguridad ya están instalados, aún falta saber cuál ha sido la decisión del Ministerio de Cultura, que ha aprobado el manual de bioseguridad para las salas, pero aún no lo ha divulgado.

“Hemos estado en un proceso de hibernación activa, de planificación continua para el regreso”, apunta Güerere. La cadena más grande del país de salas de cines utilizó el tiempo de la pandemia para, además, renovar sus permisos de operabilidad.

Destacó que desde octubre 2020, el sector está en campaña, en las redes con “#Quieroiralcine” han insistido en la necesidad de la apertura de las pantallas de los 64 complejos del país, 63 de ellos ubicados en centros comerciales que reciben público desde el 15 de junio. La experiencia unificó al sector, en palabras de Güerere: “Fue un esfuerzo bonito, de integración, en busca de un fin razonable, plausible”.

Por su parte, el vicepresidente de operaciones y mercadeo de Cines Unidos Alberto Carrasquero explicó: «Tenemos actualmente seis cines con las caramelerías abiertas y con gerentes operando esos espacios. Esperábamos expandir la operación a tres complejos más el próximo lunes 25. Con esa experiencia, te puedo decir que tenemos unos 10 o 12 cines que rápidamente podemos poner en operación, pero sólo algunas salas, de manera que nos permita calentar motores”.

Los protocolos de bioseguridad son el foco del trabajo de Cines Unidos, señala Alberto Carrasquero. “Diseñamos una plantilla especial para asegurar que no tengas gente ni adelante ni atrás, y que lateralmente se cumpla el distanciamiento. Asimismo, en las caramelerías tendremos colas lineales, con cajas de por medio para garantizar la distancia”.

La limpieza de los espacios y los horarios restringidos de los centros comerciales permitirán solo dos funciones diarias entre semana y tres los fines de semanas. Cines Unidos ha añadido un procedimiento de limpieza butaca por butaca que ampliará el descanso entre funciones de 25 a unos 45 minutos.

Asimismo, se implementará el uso obligatorio de mascarillas, señalamiento en todas las salas y espacios abiertos al público, a fin de cumplir con el distanciamiento social, serán algunas de las medidas en el marco de esta «nueva normalidad».

Hasta los momentos se desconoce cuál será la fecha exacta para iniciar las actividades, pero se conoció que sería bajo la semana de flexibilización, en el marco del plan 7+7.

Se incluye además la aplicación de gel antibacterial antes de ingresar a las instalaciones de los cines, que a partir de ahora solo contarán con 30% de su capacidad.

Esto por el resguardo y el bienestar de los usuarios, se decidió dejar las puertas de acceso abiertas en todo momento, para garantizar la ventilación constante de las salas, que serán permanentemente desinfectadas por su personal.

La compra de golosinas y cotufas podrá realizarse en las mismas sede de los cines, pero también en línea por medio de las páginas webs de cada una de las empresas de la rama; esto para evitar congestionamientos en filas.

La oferta de la cartelera de regreso de los cines va a ser limitada en un principio, señala Carrasquero. Se presentarán cintas que se quedaron por estrenar en marzo, como Los Nuevos Mutantes o Bloodshot estarán disponibles mientras se conversa con los distribuidores la llegada de títulos como Tenet, de Christopher Nolan, o Wonder Woman 1984, de Patty Jenkins. Para el mes de Febrero paulatinamente pesentarán los nuevos films.