Las Cataratas Kaieteur forman parte del río Potaro, en el Parque Nacional Kaieteur, dentro de la región de la selva amazónica de Guyana. El salto más grande tiene nada menos que 225 metros.

El paisaje resulta mágico por lo remoto del lugar y porque están rodeadas de una exuberante selva tropical.

Posee una caída libre de hasta 226 metros desde la salida del agua hasta la primera vez que toca rocas, pero entonces fluye hacia una serie caídas de aguas escarpadas, que estando incluidas en la altura de la catarata la hacen llegar hasta unos 256 metros.

Las cataratas Kaieteur son hasta 5 veces más altas que las cataratas del Niágara, ubicadas entre EE. UU. y Canadá pero mucho menos conocidas, y cerca de 2 veces la altura de las cataratas Victoria (localizadas entre la Frontera de Zambia y Zimbabue en el sur de África), es la decimonovena catarata por su volumen y según algunas estimaciones es la vigesimosexta catarata más escénica del mundo.